La Sesion

La hidroterapia colónica permite una higiene intestinal completa , comenzando en la ampolla rectal y llegando hasta el ciego, lo cual no se logra con un simple enema. Es indoloro ya que el paciente no tiene que retener el agua y puede acompañarse de suaves masajes abdominales.
El agua que se usa es filtrada y no contiene ningún tipo de agregado y se encuentra a temperatura corporal, irrigándose a flujo lento, siendo este por gravedad para que no sea agresivo para el paciente.

 

Es seguro ya que es realizado por personal de salud calificado , en un ambiente confortable donde se cuida especialmente la privacidad del paciente y con extremas medidas de higiene, usando material totalmente descartable.

Con un enema común la persona debe retener el agua por aproximadamente 15 minutos antes de expulsarla, esto le produce dolores abdominales de tipo cólico, lo cual no ocurre con la hidroterapia colónica.

Los laxantes son irritantes para el colon, generan dependencia , alteran la flora bacteriana y algunos pueden producir lo denervación o destrucción de los nervios que inervan el intestino empeorando la función intestinal y haciendo mas difícil de resolver el estreñimiento.

La hidroterapia colónica no es dolorosa , por el contrario produce alivio del dolor abdominal , el paciente no tiene que retener el agua, el agua provoca un estimulo mecánico en el intestino que hace que el paciente evacue espontáneamente el contenido intestinal.
Para este procedimiento se utiliza una camilla de acero inoxidable lo que permite mantener una excelente higiene, esta tiene un inodoro incorporado para comodidad del paciente. Por un tubo lateral a la camilla de 10 cm de diámetro puede verse lo que el paciente va expulsando durante la sesión.
La cánula utilizada es descartable , mide 5 mm de diámetro y se introduce en el recto unos 3 cm aproximadamente. por esta cánula es por donde ingresa el agua al intestino. Durante la evacuación la cánula no se sale y prácticamente no se percibe su presencia.

Especificaciones Post Tratamiento
Luego de realizada la hidroterapia colónica el paciente recibirá orientación nutricional, que lo ayudara a mejorar su dolencia y su calidad de vida.

HISTORIA

Desde hace miles de años el hombre ha tratado de mejorar su salud mediante la limpieza de su interior. En la época de los faraones, éstos ya tenían sus propias técnicas para la limpieza del intestino. En Grecia y en Roma Hipócrates y Galeno recomendaban este método. En China e India se viene practicando desde hace siglos. Plinio en el año 77 D.C relata la leyenda del Ave Ibis la que enseño al hombre como purgar su intestino. La leyenda cuenta que este ave luego de una comida abundante de peces, éste pájaro se encontraba sobrecargado, y con su pico aspiro agua del mar y se la introdujo en el ano. Luego de esto evacuo su intestino y se sintió mejor. La terapia colónica fue muy popular hasta que, en 1930 se la reemplazó por laxantes y recién hace unos pocos años, volvió a resurgir el interés por este procedimiento natural ya que le ofrece beneficios al paciente sin exponerlo a efectos secundarios y adversos, a diferencia de los laxantes que a la larga siempre terminan ocasionándole problemas a quien los usa. El valor de la hidroterapia de colon ha sido reconocido por muchos médicos, tal como es el caso del Dr. Bernard Jensen , quien explica como limpiar nuestros tejidos mediante la limpieza intestinal, en su libro “Cuerpos Radiantes”. También James A. Wiltsie y Joseph Waddington en su libro “Irrigación intestinalcientifica y terapia de apoyo” en el que dijo: “ El anormal funcionamiento intestinal es el precursor de muchos problemas de salud y en especial de las enfermedades crónicas. La restauración de la evacuación fisiológica intestinal es a menudo de una importancia primordial, preliminar a toda eventual restauración de la salud en general “ "